Cuidados durante el embarazo

¡Buenas noches!

Perdonad el retraso, pero ha sido una semana muy intensa, en la que no he parado. Creo que esto de la Navidad es un motivo para no desperdiciar ni un minuto. A mi me encanta y eso que prácticamente no he podido decorar mi casa. El próximo año voy a llenar mi casita nueva con adornos navideños que este no he podido casi. 🙂

Antes de comenzar con el segundo trimestre de embarazo quiero  compartir en este post una serie de cuidados a tener en cuenta desde el inicio del embarazo. Seguir leyendo → Cuidados del embarazo El primer trimestre es el más crítico para las embarazadas ya que es donde hay más riesgo de perder el bebé. Lo que comentaré en este post se debe tener en cuenta durante todo el embarazo. Pero es fundamental extremar la precaución en el primero.

la fotoEs por eso que he querido contarlo después del primer trimestre, ya que considero que son cuidados que se deben tener en cuenta tan pronto una sepa que está embarazada. Y antes de empezar quiero recomendar a todas las mujeres que estén pensando en quedarse embarazadas que empiecen a tomar un suplemento de ácido fólico todos los días (preferiblemente hasta 2 o 3 meses antes)  y que lleven una dieta lo más saludable posible.

Seguramente, en vuestra primera consulta ginecológica si vais antes de planificar el embarazo os lo comentarán. Pero es muy importante para prevenir los defectos de tubo neural.

Yo recuerdo que en la primera consulta que fui con la Ginecóloga me dijeron que era muy importante tomar ácido fólico. Y me dijeron incluso que debería haberlo tomado mucho antes. Así que aquellas mujeres que no tengáis pensado ir previamente os recomiendo ir, porque es una consulta bastante útil, donde te van a orientar bastante. Yo recuerdo que hasta me dieron una hoja con las indicaciones de alimentos que no podía consumir en el embarazo para no contraer las enfermedades que más preocupan a los médicos en las etapas tempranas del embarazo. Así que lo tienen todo muy organizado y accesible para que no se olvide nada.

Ahora que tengo más perspectiva, ya ha pasado todo y he consultado más opiniones con médicos y amigas, comparto mi opinión fundamentalmente acerca de las infecciones más perjudiciales y a las que más atención se presta en el embarazo, porque también hay diversidad de opinones.

Toxoplasmosis y Salmonellosis

La Toxoplasmosis es una infección con síntomas parecidos a la gripe que es muy perjudicial para la salud de la embarazada y pone en riesgo la supervivencia del bebé. La vía principal de contagio es oral y las formas en que puede contraerse son diversas:

  • Por comer carne y pescado crudo.
  • Por estar en contacto con los gatos.

Vamos por partes: Se dice que no se debe comer carne y pescado crudos, ya que se pueden contraer muchas bacterias que se encuentran en la carne o pescado crudos (entre ellas el parásito Toxoplasma gondii).

Y, ¿por qué no se contraee si la carne y el pescado son cocinados? Pues, porque dichas bacterias y parásitos desaparecen y mueren al cocinar completamente y a alta temperatura los alimentos mencionados. Así que mi primera recomendación es que no comáis carne, ni pescado crudos si a lo largo de vuestra vida no habéis pasado la enfermedad de la Toxoplasmosis.

Hay que mencionar que dentro de los alimentos crudos también se consideran de la misma categoría los embutidos como el chorizo, lomo, jamón serrano…etc. Pero quiero que conozcáis que en este tema he tenido dos versiones muy dispares. Y aquí viene la preocupación de muchas embarzadas y más ahora con el tema de las navidades: ¿Puedo comer jamón serrano estando embarazada?

En mi caso particular, una ginecóloga me prohibió comer absolutamente jamón serrano y en cambio, el otro ginecólogo me dijo que sí podía comerlo teniendo en cuenta una serie de precauciones.

A ver, como todo en esta vida hay que aplicar la lógica. Yo he comido jamón serrano estando embarazada y la verdad bastante. 🙂 Pero nunca bajo ningún concepto estando embarazada se me ocurrió comer cualquier alimento procedente de la matanza del pueblo de algún conocido o familiar que no hubiera pasado controles de calidad estrictos.

Y dicho esto, y con la aprobación de un médico a mi me dijeron que sí podía comer jamón serrano estando embarazada siempre y cuando fuera de altísima calidad y cuya duración de curación hubiera sido superior a los 18 meses o incluso superior a los 24. Al pasar tanto tiempo en curación  ya casi no se considera que está crudo. Y además creédme que éstos han pasado unos controles altísimos de calidad, lo cual es verdaderamente difícil por no decir casi imposible que estén infectados.

También es cierto que la bacteria Toxoplasma gondii muere  si se congela previamente el alimento a -20º bajo cero, durante un par de días. Por lo que es otra opción. Congelar el jamón ibérico. No sé yo si tenéis un congelador que cumpla con las características de congelación mencionadas, pero al menos el mío de uso doméstico sí lo tiene (aunque lo acabo de comprobar). Yo esta opción no la probé.

Una de las cosas que hay que tener en cuenta, es que si un jamón está infectado por Toxoplasmosis, la enfermedad se contrae por todas las personas que lo coman; no sólo la embarazada. Lo que es cierto es que en caso de estar embarazada y contraerlo se pone en peligro la supervivencia del bebé. Yo no conozco a nadie ni tampoco me han hablado de alguien que haya cogido Toxoplasmosis por comer jamón ibérico de alta calidad. Imagináos cómo sería comer de un jamón cinco J, por poner un ejemplo, y que esté infectado por Toxoplasmosis… Ya sería el colmo, porque desde luego con lo que vale el jamón, como esté infectado, apaga y vámonos. Adiós a la marca reputacional ¡cómo poco! Que lo mismo alguien conoce un caso, pero yo la verdad hasta que no me lo cuente alguien de confianza lo pongo en duda. Así que, yo seguiré comiendo jamón ibérico en mis futuros embarazos si Dios quiere y los tengo. Pero con cabeza. Y eso sí… jamón del bueno. 😉

Adicionalmente la toxoplasmosis se puede contagiar por estar en contacto con gatos. Esto es totalmente cierto, pero tampoco vamos a obsesionarnos. Podéis ir a casas donde haya un gato doméstico. Sólo hay que mantener una extrema higiene con los mismos que, creo que es imprescindible de llevar, independientemente de estar embarazada o no… Sí que es cierto que hay que evitar estar en contacto con gatos de la calle, los cuales no conocemos qué enfermedades pueden contraer. Pero también es algo lógico a tener en cuenta si no estás esperando un bebé. Pero sí que es cierto que se puede contraer por estar en contacto con gatos y es más, conozco gente que la pasó sin darse cuenta y que lo supo más tarde al ver que tenía anticuerpos cuando se hizo las pruebas de embarazo… Al final los efectos son similares a los de una gripe.

Otra de las infecciones que más preocupa que se pueda contraer durante el embarazo es la salmonellosis. Esta última, es importante saber que no perjudica al bebé, pero sí tiene unos efectos bastante desagradables para la embarazada. La Salmonella es usualmente transmitida por el consumo de alimentos contaminados con heces de animales. Y del mismo modo que sucede con el Toxoplasma Gondii la bacteria Salmonella está presente en carnes y aves crudas que mueren al ser cocinados a alta temperatura. Adicionalmente se puede contraer también por estar en contacto con las heces de algunos animales (principalmnete reptiles) por lo que hay que tener especial cuidado. No obstante, esto último como muchas cosas que menciono en el blog, pues son cosas lógicas. Hay que extremar la higiene en el embarazo, pero en tu día a día también.

Listerioris

La Listeriosis es otra infección perjudicial para las embarazadas, y a la que hay que prestar mucha atención. Es causada por la bacteria  “Listeria Monocytogenes”. Una mujer embarazada es más propensa a cogerla que otras que no lo están porque su sistema es más susceptible por los cambios hormonales. También es una infección que puede ser transmitida y contraía por los fetos y los recién nacidos. Esto puede poner en riesgo la supervivencia de los mismos ya que puede ser realmente grave, o en el caso de los fetos puede conllevar a un parto prematuro o producir graves secuelas. Para llevar a cabo una buena precaución sobre la misma conviene lavar muy bien todos los alimentos frescos, evitar pescados y mariscos ahumados así como los derivados de las carnes (patés, fiambres…) y prestar mucha atención a los quesos.

No os recomiendo comer quesos blandos, ni aquellos como tipo Cabrales, azul o similares. Si queréis comer queso y estar tranquilos es preferiblemente comer aquellos que han sido elaborados con leche pasteurizada. Prácticamente en la gran mayoría de las etiquetas de quesos pone los ingredientes, pero en caso de no ponerlo, yo evitaría su consumo.

A propósito de lo comentado anteriormente acerca de lavar muy bien todos los alimentos frescos, existe un producto que se llama “amukina” que sirve para desinfectar los mismos. Yo personalmente no lo utilicé, pero sé de mucha gente que sí. Como todo en la vida, cuantas más precauciones pues mejor. Pero la verdad es que si nos ponemos estrictos completamente no podríamos ni siquiera tomar una ensalada fuera de casa… Así que yo en casa lavaba a conciencia los alimentos frescos y cuando iba a comer o cenar fuera, pues la verdad, me fiaba de que así lo hicieran.

Así que, no hay que obsesionarse. Obviamente sí hay que extremar la precaución. Pero es totalmente lógico. Al fin y al cabo estás llevando una pequeña vida en tu interior, así que todos los cuidados que le prestes desde el principio será mejor.

No creo que haga falta mencionar que no se recomienda beber alcohol o fumar… pero bueno lo mencionamos. Es un buen momento para dejar de fumar quiénes lo hagáis y estéis embarazadas. No digo perfecto, porque ese momento es antes de quedarse embarazada. Y consumir alcohol pues lo mismo. Mejor ni una gota, la verdad.

Para el próximo post seguiré con el segundo trimestre. Ya os dije que sería imposible contar todo en uno y veo que en dos ha sido imposible también.

Que sigáis disfrutando de las Navidades y a todos los que me leéis ¡feliz año nuevo! Que en el 2016 no os falte salud, amor y sobre generosidad. ¡Ah! y si puede ser que vengan muchos bebés! 😀

misspatucos

PD: Espero que os haya gustado mi nueva imagen para la cabecera del blog. Me ha costado un poquito pero he podido hacerlo yo. Así que doblemente feliz. Aunque tengo que mencionar a mi amiga Bego que es quién me ayuda a poner todo esto del blog a la orden del día. ¡Gracias Bego! Para el próximo espero tener algún avance más.

“Pasito a pasito… pero sin ir despacito”

Anuncios

2 comentarios en “Cuidados durante el embarazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s