Etapas de embarazo (II)

¡Buenas noches!

Después de la entrada de las Etapas de embarazo (I), en esta segunda parte quiero contaros lo más relevante del segundo trimestre y algún consejo para empezar a cuidaros de los que empiezan a preocupar a todas las embarazadas.

El segundo trimestre de embarazo es donde se estabilizan los niveles hormonales ya que en el primer trimestre se produce una alteración muy notable.

El segundo trimestre de embarazo es el más tranquilo. Va de la semana 13 hasta la semana 28. Las probabilidades de perder el bebé son mucho más bajas, por lo que uno se encuentra ya más tranquilo y empieza disfrutar más del embarazo. Eso sumado a que el cansancio y el sueño generalmente desaparecen, lo hacen mucho más llevadero. En esta etapa los cambios visualmente van más despacito, ya incluso no le veréis como antes en las ecografías, sino que debido a su tamaño iréis explorando poco a poco su cuerpecito (ya no se podrá ver entero). Lo más destacable es que ya se pueden empezar a notar, pequeños movimientos del bebé. La verdad es que esta primera sensación es alucinante.

Lo más destacable de este segundo trimestre para mi, sucedió en las siguientes semanas:

  • Semana 15: Por esta semana que coincidía justo con la semana de reyes del año pasado, es cuando yo empecé a notarlo. He de decir que al principio no sabía que era el bebé. A los 10 días más o menos, me dí cuenta de qué era lo que se movía. Es una sensación muy extraña porque al principio notas como un aire o gas que se mueve dentro y que hace como una mini cosquilla. De hecho es por eso que no sabes realmente que es el bebé. Pero ya una vez que se tiene conciencia de que es, cuando se mueva nuevamente lo sabrás. Y en muchos casos estarás atento esperando a que haga alguno de sus movimientos y tú te des cuenta. Normalmente al principio de esta semana, ya se puede empezar a notar la tripita. De todas formas vistiendo con ropa holgada es probable que la gente ni se de cuenta.  También es cierto que tengo entendido que no es lo mismo en el primer embarazo (donde la tripita tarda mucho más en salir) que en segudos y posteriores. Ya que parece ser que cuando tienes un segundo o sucesivo embarazo ésta es reocnocible mucho antes porque la piel es mucho más flexible y tiene memoria.
  • Semana 20: Es prácticamente el ecuador del embarazo. En torno a esta semana se realiza la segunda ecografía morfológica. Es una ecografía regular donde principalmente se estudia en profundidad el corazón y otros órganos internos del bebé en profundidad y donde se pueden detectar algunas anomalías en el desarrollo del feto. Existe una altísima probabilidad de que ya en esta semana se pueda detectar si el feto tiene espina fíbida o hidrocefalia. Nosotros hicimos esta ecografía con un ecógrafo en un hospital y creo que fue la más duradera de todas. Creo recordar que nosotros estuvimos como 30 minutos. Esta ecografía es muy larga ya que van midiendo muchísimos parámetros y también están prestando atención al comportamiento y los movimientos del feto. Normalmente los ginecólogos no te prestan mucha atención y están bastante concentrados, por lo que no suelen hablar. Esto no quiere decir que esté pasando algo. Yo me acuerdo que incluso se me escapo una lagrimilla en la espera porque no me decían nada, pero tener paciencia que seguramente todo vaya a ir bien. En esta ecografía suelen confirmar el sexo del bebé. Cuando son niños si has tenido suerte puede que lo hayan detectado antes. Pero si en cambio es niña, lo más seguro es que esperen hasta esta semana para confirmarte al 100% de que lo es. Las niñás siempre se hacen esperar más. 🙂

etapas de embarazo II

Quiero recordaros como ya hice en un post anterior, que es muy importante tomar un suplemento de ácido fólico antes de quedarse embarazada, y durante los 3-4 primeros meses de embarazo. Esto es para evitar la deficiencia en el tubo neural (espina bífida). En el 98% de los casos se detecta en la ecografía de las 20 semanas, por lo que esta última es verdaderamente importante.

Al final, antes de cada revisión, siempre se sufre un poquito.  Uno va siempre con algo de nervios hasta que por fin sales de la consulta y te dicen que todo va bien. Claro que, no siempre es así. También hay casos en los que los embarazos son de riesgo y otros donde a veces, las cosas se complican un poquito. Pero hay que confiar porque lo más normal es que vaya todo bien.

Náuseas y vómitos durante el embarazo

Creo que no os comenté con anterioridad que yo me pasé todo el embarazo prácticamente con vómitos. Es cierto que normalmente las naúseas y vómitos aparecen y desaparecen en el primer trimestre. Pero hay muchas mujeres (como yo) que mes tras mes, vamos escuchando todas las opiniones y supersticiones de todo el mundo: “seguro que enseguida se te quitan. A fulanita le duró hasta el 4º mes. A la otra fulanita hasta los 5 meses…” Y al final a ti no te llega ese momento. Pero no pasa nada, la verdad, es que no suele ser lo normal. Cada embarazo es un mundo, pero por lo general las naúseas y vómitos desaparecen cen el segundo trimestre, como tarde entre la semanas 16-20. Pero no os alarméis si seguís teniendo ya que pueden ocurrir y no pasa nada malo. Yo estuve hasta el octavo mes prácticamente vomitando todo. Y a pesar de que vomitaba prácitcamente todos los días decidí seguir trabajando. Aunque he de decir, que es bastante desagradable. Cuando te pasa tanto, se te queda el cuerpecito muy débil, con carita de “querer hacer la croqueta en la cama y dormir”. De todas formas las que tengáis muchos vómitos o estéis muy revueltas preguntad a vuestro ginecólogo si podéis tomar unas pastillas para aliviar las náuseas y vómitos que se llaman “cariban”. Pero siempre preguntad a vuestro médico. Yo en cualquier caso las tomaría sólo si viera que los efectos calman las naúseas y en caso de que tengáis muchas molestias. A mi no me funcionaron mucho la verdad, así que las dejé de tomar enseguida. Pero tengo amigas a las que si le dió buen resultado.

A propósito de las náuseas, escucharéis mil versiones: “si tienes náuseas es que es niño”. Pero también oiréis: “si estás muy revuelta y con naúseas es que es niña”. Como os digo cada embarazo es un mundo y cada cuerpo reacciona de una forma. Yo conozco de las dos versiones.

Esto mismo ocurre con la forma de la barriga. Dicen que “si es picuda es niño y si es redonda es niña”. Yo la tuve picuda y sí fue niño. Pero conozco una amiga, que en sus tres embarazos, tuvo la tripa siempre igual de picuda y tiene dos niños y  una niña. Ya indagaré y escribiré un futuro post recopilatorio con todas las historias que cuentan para predecir si es un niño o niña y las teorías que hay para concebirlos. Lo que normalmente no falla es lo que suele decirte el ginecólogo si estás en la semana 20. ¡Y también falla a veces! 😉

El peso en el embarazo

El aumento de peso es algo muy relativo de cada mujer. Si que es cierto que, normalmente hasta llegar a la semana 13 no se coge mucho peso por lo general. Aunque he de decir que, conozco personas que engordaron mucho los primeros meses y después se mantuvieron casi todo el embarazo en la misma línea, y, otras que apenas engordan y lo cogieron todo en el último momento. A mi me pasó esto último.

Yo apenas había engordado dos kilos cuando llevaba 3-4 meses de embarazo. Lo ideal, es engordar un kilo al mes. Se puede decir que en mi caso al final lo cumplí prácticamente, pero también os diré que conozco personas que engordaron el doble casi y no supuso ningún problema. Al final después se acaba perdiendo y también depende mucho de la persona.

Una persona que pesa 50 kilos, pues no puede engordar 20 o 30 como les pasa a algunas. Más que nada porque si lo piensas es aumentar un 50% más de su peso. Pero sí que es cierto que hay chicas muy altas y delgaditas que pueden coger 15-20 kilos y ni siquiera lo parecen.

No os preocupéis mucho por el peso en el embarazo. Intentar comer lo más sano posible, y si te entra un hambre voraz (que a veces pasa) intentar sustituir los snack dulces por algo de fruta. Yo creo que si de repente no cambias tus hábitos alimenticios no tienes por qué coger mucho peso. Es seguir tu ritmo de vida alimenticio siendo más precavido e intentando evitar un poco más las grasas y los dulces para que no se dispare el colesterol ni te cojas kilos de más. Además que luego se pierden enseguida.

Etapas de embarazo IIY en cuanto a los antojos, en mi caso no tuve muchos, pero si de vez en cuando alguno de unas chuches o algún dulce. Y eso que yo soy 100% de salado. :) Así que si los tenéis pues daos el capricho. Y no os preocupéis en exceso. Dicen que si no satisfaces los antojos durante el embarazo pueden salirle manchitas en la piel o en la cabeza al bebé. Jorge tiene alguna en la cabecita la verdad, pero no creo que sea por no cumplir los antojos. Ya que tengo que decir me trataron como una auténtica princesa durante 9 meses.

Para mí lo peor ha sido recuperarlos después del parto con la lactancia porque esos, si que me está costando quitármelos. Aunque también os digo que no he puesto mucho empeño y que con las Navidades es imposible cualquier intento de control (porque ya no digo ni dietas, que eso Navidad es un sufrimiento).

En el siguiente post que escriba sobre las etapas del embarazo, hablaré del tercer trimestre en el embarazo y os contaré un aspecto muy importante sobre el cuidado de la piel en el embarazo.

¡Hasta el próximo!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s