Lactancia materna (I)

¡Buenas noches!

En el post de hoy he decidido comenzar a hablaros sobre la “lactancia materna” y contaros mi experiencia.

Es muy difícil tratar este tema. Yo no me considero una experta ni mucho menos, ni tampoco una súper entendida porque no lo soy. Hay gente dedicada a esto de lleno. Personas que dan charlas, grupos de apoyo, gente especializada que te enseña formas de dar el pecho…etc. Para aquellas personas que estéis muy pez podéis consultar la página de “La liga de la leche” donde encontraréis mucha información al respecto.

Yo quiero compartir en este post mi punto de vista e ir contaros poco a poco mi experiencia.

Para mí ha sido una de las cosas más bonitas que vivimos con Jorge. Quizás también por el hecho de que cuando le ves tan pequeñito, tan necesitado de todo (cariño, cuidados y mil atenciones) y te desvives por él, cualquier cosa te parece más entrañable aún. Y digo que vivimos porque Juan me ayudó y me apoyó mucho.

Vamos por partes, y así iremos analizando cada cosa y desmontando también algunos mitos que se oyen muy a menudo. Empezamos por lo básico y lo primero que llega: la subida de la leche.

La subida de la leche se produce entre las 24 y 72 horas después del parto.

Primer mito: Tarda más en subir la leche materna por tener una cesárea en lugar de un parto vaginal.

Una vez que el bebé nace y se da salida a la placenta, los niveles de progesterona empiezan a disminuir y por lo contrario empiezan a aumentar los niveles de prolactina. La prolactina es la hormona que produce leche materna en el cuerpo humano. Todas las mujeres tienen capacidad para producir leche materna. Sólo hay que estar dispuesto a ello y motivar/incentivar la producción de la misma.

Antes de que se empiece a producir leche materna la mujer ya produce calostro. Esto es el primer alimento que se le puede dar al bebé. El calostro es una sustancia muy espesa de color amarillo. En la fase inicial es muy importante poner en contacto el bebé con la madre y dejarle succionar aunque no se haya producido la subida de la leche. Esto es porque el bebé estimula la producción de leche a través de la succión. De aquí viene la idea de que el contacto piel con piel nada más nacer es muy importante. Si has tenido una cesárea es más complicado tenerlo nada más nacer. Pero esto no quiere decir que no se pueda tener una lactancia materna exitosa.

Segundo mito: No se puede tener una lactancia exitosa si has tenido una cesárea.

Mentira. Conozco personas que han podido dar el pecho hasta que el niño ha tenido 2 y 3 años y nacieron por cesárea.

“La lactancia materna es un compromiso único entre la madre y el hijo fundamentalmente. Se sostiene a base de: constancia, predisposición, paciencia y necesita de mucho amor. Como todo lo relativo a un hijo”. Patricia -Misspatucos.

Lo que sí es cierto, es que es necesario la estimulación del bebé para la subida de la leche. Por ello hay que tratar de estar en contacto con él lo más rápido posible.

La subida de la leche me tardó en llegar casi 4 días. Y a mí en particular sí que me dolió. Es más, a punto estuve de tener finalmente un problemilla. Me dio hasta fiebre (unas décimas) e incluso tuvieron que pincharme un medicamento para evitar que se me formara una mastitis (inflamación o congestión mamaria).

Hay una cosa curiosa y es que todo el mundo te habla de dar el pecho como algo que parece hasta fácil. Pero no. La primera vez no es nada fácil. A mí no me lo pareció desde luego. De hecho, creo que es una experiencia muy bonita y única, pero considero que es muy duro, que no es nada fácil y es bastante agotador. Pero creo que sí merece la pena.

Nosotros estuvimos con leche materna exclusiva 4 meses y medio, y después poco a poco se fue desenganchando el bebé. También por mi culpa, por no haber insistido más. Tuve una intoxicación alimentaria y por unos días estuve sin darle nada el pecho. Luego volver fue complicado, y no supe hacerlo del todo del bien. Al final entre que me incorporé al trabajo y que realmente empezamos enseguida a darle sólidos, Jorge se desenganchó rápido. Pero de todo se aprende. Para mí fue igualmente todo un logro, porque aunque no lo creáis es duro. Y aquellas mamás que no lo han experimentado os daréis cuenta de ello. Algunas habrán que no necesiten de ninguna ayuda y desde el primer día lo hagan como si llevaran toda la vida haciéndolo. Pero a mi me pareció difícil. Y siendo sincera conmigo misma, creo que lo hice bastante bien. Al menos en las condiciones que yo lo hice. Lactancia a demanda y exclusiva. Esto implica que no se tiene en cuenta nada de horarios. Que le das siempre que quiera, siempre que llore porque se calman así, siempre que le pasa algo y no sabes qué puede ser, siempre, siempre, siempre… Porque al final es así.

Tengo que añadir que en verano es aún más difícil empezar. El calor sí que tiene que ver. Porque si hace mucho calor, el bebé también lo nota. El bebé nota todo lo que tú notas. Y si hace mucho calor y tú bebes mucha agua, el bebé también necesitará mucho alimento. Aprovecho para contaros que la leche materna está compuesta en un 80% o más de agua. Por ello también se recomienda a aquellas mamás que dan el pecho beber muchísima agua. Es increíble, pero es que si no te quedas sin fuerzas, te quedas débil y pronto empezarás a sentir que no puedes más. Necesitarás beber mucha mucha agua. Cuando digo mucha, es mucha de verdad.

Jorge nació el 25 de Junio de 2015. Cuando hubo una ola de calor en España que duró bastantes días… ¡Pero nosotros lo conseguimos! ¡Y la superamos con mucho éxito! Con esfuerzo todo se puede lograr, y de verdad para mí fue un gran esfuerzo por el que me sentí muy recompensada.

También tuve mucha suerte porque tuve muchos apoyos. El primero de todos mi prima Mónica. La verdad que los primeros días no conseguía por ningún método que Jorge se enganchara. Y es más, al principio lloré porque te sientes frustrada, piensas que estás haciendo algo mal, que no sabes o no eres capaz… Pero no es así. Al principio cuesta. No es fácil. El bebé tiene que aprender y aunque ellos maman por instinto, también hay que darles un empujón. Muchos necesitan una pequeñita ayudita. Así que no desesperéis. Yo la necesité y la tuve. Allí estuvo mi prima, ayudándome a colocarme al bebé durante un buen rato hasta que por fin el gordito se enganchó bien por primera vez.

Tengo que deciros que ella fue la que me regaló el cojín mágico. Hay un cojín de lactancia (que no es la almohada de dormir para embarazadas) que es una maravilla. A mí me lo regaló mi prima y fue uno de los mejores regalos que he recibido porque me ayudó mucho. Es cómodo y además garantizas una buena postura del bebé.

Os dejo unas imágenes del famoso cojín que nos sirvió de mucha ayuda y además usábamos para dejar descansando a Jorge. El cojín realmente lo pones rodeándote a ti y el bebé se coloca encima para que pueda engancharse de manera correcta. Ese cojín ha viajado allá donde hemos ido siempre con nosotros. Para Jorge durante mucho tiempo fue su primera novia. No quería separarse de él y muchas veces se quedaba completamente dormido encima.

También tuve a mi amiga Lucía que me dió muchos consejos. Ella me escribía constantemente para preguntarme cómo iba con el tema del pecho. Y me daba consejos y me ayudó muchísimo.

Carlos González Comer Amar MamarTanto mi prima como Lucía fueron quiénes me enseñaron los libros de Carlos González (pediatra y escritor) del cual aprendí mucho y me reí muchísimo también con algunas historias que cuenta. Os lo recomiendo 100%, sobretodo si cómo yo estáis un poco off en todo este tema de lactancia materna.

Y también Juan me ayudó mucho. Una vez que Jorge aprendió a coger el pecho, al principio tardaba muchísimo en la toma, cuando digo esto es que podía estar 30-40 minutos fácilmente. Juan me ha traído agua, me ha dado de comer y siempre estuvo ahí. Al principio es una locura. El primer mes no duermes prácticamente. Te despiertas a las 2, a las 3, a las 4… etc.

Tercer mito: Si el niño no te aguanta 4 horas es que no tienes leche de buena calidad o el niño no se sacia.

Pues yo no creo en esto. Como en todo en la vida cada cosa necesita su adaptación. Y la lactancia es un proceso que requiere de mucha paciencia y mucha perseverancia. Si no se tiene, generalmente se abandona pronto. Aunque habrá casos que se abandonen por otras razones que no se puedan evitar. Pero de manera general, hay que ser muy muy paciente. Y más los primeros meses. El primer mes es todo un descontrol, no hay horarios para nada. Pensad que el bebé acaba de salir al exterior. Ha estado protegido en el vientre de su madre 9 meses y de repente sale y se encuentra con este mundo y ya no puede comer cuando quiera porque ya no está conectado a ti. Tiene que hacer algo para que le des de comer, para que le arropes, para que le atiendas, le cambies el pañal…etc. Así que al principio los bebés solo lloran por todo, porque no saben cómo hacerse entender. Y tardarán mucho en aprenderlo…

Lo de la calidad de la leche materna es algo que se oye muchísimo. Yo pienso que cada mujer produce la leche que necesita su bebé, y dependiendo del momento y de las necesidades del bebé será de una forma u otra. Lo mismo ocurre con la producción. La producción se adecúa al bebé. Y aquellas mujeres que tienen poca producción de leche materna pueden motivarla y aumentarla ofreciendo más a menudo el pecho al bebé o bien sacándose leche. Cuando tú te sacas leche y se vacía el pecho, al poco tiempo se vuelve a llenar como quién dice. Así que cuantas más veces saques leche, más veces se llena. No hay más matemática.

Hay personas que no les gusta nada el tema del sacaleches y lo respeto. Pero yo sinceramente no sé qué hubiese hecho sin sacaleches en los primeros inicios. Sé que lo ideal es no darle el biberón al bebé, o dárselo lo menos posible, pero por ejemplo yo no hubiese podido ir a una boda de una de mis mejores amigas si no hubiera tenido el sacaleches. Tenía la opción de llevarme al niño, sí. Pero la verdad, preferí en ese momento sacarme la leche y dejar suficiente reserva para que pudieran dársela por ejemplo los abuelos. Y si volviera a tener otro bebé y me encontrase en la misma situación lo seguiría haciendo así.

También tener el sacaleches es una forma de hacer partícipe al padre en alguna ocasión. Lo ideal es que siempre le deis el pecho, pero digo es lo ideal. Yo tuve momentos en los que apenas tenía fuerza. Dar el pecho es un sobresfuerzo físico brutal, o al menos en las circunstancias que yo viví. Me compensó muchísimo. Pero de verdad os digo que, dormir poco, comer poco, dar el pecho, dormir poco otra vez y volver a dar el pecho y volver a dar el pecho, cansa mucho y desgasta aún más. Yo hay veces que físicamente no podía. También porque Jorge era un auténtico gordito que por cierto a día de hoy lo es aún más. Y todas estas cosas suman. Aún así, tengo que decir que superamos los primeros meses, los dos más duros con mucho éxito. Porque al final las fuerzas las sacas de donde sea por tu bebé. Lo haces sin darte cuenta. Yo adelgacé prácticamente en 10 días todo lo que engordé durante el embarazo. Se queman muchísimas calorías. Luego más tarde engordé porque a mi una vez que se me reguló la lactancia por el tercer mes, me dió por comer mucho.

Supongo que, las circunstancias siempre son únicas para cada bebé y cada madre. Por eso creo que no se debe nunca criticar ningún tipo de actuación. Al menos eso aprendí yo. Más que nada porque encima sin haberlo vivido es muy fácil hablar. Y como digo no es tan fácil. Con el tiempo los bebés se regulan, cogen sus horarios e incluso cada mamá se regula también. Pero el comienzo es díficil.

A mí me compensó un millón de veces y tengo claro que lo volveré a intentar. Incluso trataré de hacerlo mucho mejor. Porque ahora estoy más preparada, me siento más fuerte para la próxima y mi reto es aún más grande que el anterior.

Os seguiré contando más sobre ello y os recomendaré los productos que yo compré y me fueron genial el tiempo que estuve dando el pecho.

Os dejo un vídeo alucinante de la vida que dura un par de minutos. Se titula “El milagro de la vida”

Que paséis buena semana a todos. 😉

 

Anuncios

14 comentarios en “Lactancia materna (I)

  1. Estoy de acuerdo contigo desmontando esos mitos. Niño nació por cesárea y prácticamente desde el minuto 1 estuvo enganchado al pecho, en seguida tuve la subida de la leche y estuve dándole pecho hasta los 2 años. Yo tenía mucha leche y él era un niño que a veces cada cuarto de hora me pedía, así que no tiene nada que ver con la calidad o cantidad de leche, sino con el niño.
    Y tienes razón cuando dices que es duro y agotador, es muy pesado y necesitas una gran dedicación, pero estoy segura de que lo volvería a hacer!

    Le gusta a 1 persona

    1. Muchas gracias por tu comentario.
      Te admiro porque hayas conseguido seguir hasta los 2 años con lactancia materna. De verdad lo digo, porque yo sé que no es nada fácil.
      Yo también volvería a repetir, y como digo espero hacerlo mejor y más tiempo.
      ¡Un saludo!

      Le gusta a 1 persona

  2. Me ha encantado tu entrada me siento muy identificada contigo, yo también a pesar de lo duro que me resultó, en un futuro volveré a intentarlo, y llevaré a cabo tus consejos del cojín mágico je je, yo me apañaba con cojines, pero veo que no es lo mismo.
    Y ya también tengo comprado el libro de Carlos Gonzalez, en fin, la experiencia es un grado, espero que en mi siguiente bebe me vaya mejor, besos reina, y Jorge precioso!!!!

    Le gusta a 1 persona

  3. ¡Hola guapa!
    Perdona por haber tardado en contestarte.
    Muchas gracias por tu comentario.
    No dudes lo del cojín de lactancia. A mi me lo regalaron y me fue genial. El mío es de Carrefour que tienen cositas ideales de bebé, pero hay más marcas de Jáné y las típicas más conocidas. Aunque a mi este me ha encantado y tienen unos estampados preciosos.
    Un beso guapísima!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s