Cómo se vive un embarazo después de tener hijos

¡Buenas tardes!

La verdad es que un embarazo después de tener un hijo/a se vive muy diferente. No tiene nada que ver…Hoy por eso quiero contaros cómo estoy viviendo este embarazo después de tener a Jorge y el susto que pasamos al principio.

estrella misspatucos

“Cuando nace un niño, como de costumbre, se enciende una estrella para que lo alumbre”. Eladia Blazquez

Como todo en sus primeras veces casi siempre es más intenso y más sorprendente. Supongo que cada persona lo vive diferente, aunque si de algo estoy convencida es que todas nos descuidamos muchísimo más.

Creo que somos muchas las que pensaréis como yo. ¡Ni siquiera me acuerdo bien de cuántas semanas estoy! Parece una broma pero cuando te preguntan en tu primer embarazo sabes la semana exacta y el día exacto. Ahora mismo a mí me preguntan y más o menos digo entre esta y la siguiente semana y lo mismo son hasta más y ¡ni me doy cuenta! Hay veces que tengo que coger el calendario y empezar a contar porque de verdad he perdido la cuenta.

La mente la tienes en otro sitio por completo porque estás ocupado al 200%.Y como prueba de ello pues también estás muchísimo más cansada. No tiene nada nada que ver.

El cansancio es algo que lo llevo bastante mal. Como tampoco descansamos plenamente por las noches porque Jorgito se sigue despertando, al final acumulas todo. Y cuando llegas a casa de trabajar, tienes que preparar biberón, baño, y muchas cosas más. Antes si llegabas cansada te metías en la cama y hasta mañana; ahora es muy diferente porque hay un reclamo constante (con una sonrisita que hace que se olvide lo cansada que estás).

La tripa es algo que hasta que no lo vives no lo crees de verdad. Yo no me acuerdo de mi tripa por estos meses en el anterior embarazo. Pero no tengo dudas de que mi tripa ahora es mucho más sugerente. Tanto que si me ven aparecer por algún hospital como me ha pasado recientemente por otro motivo, me llevan directamente a Ginecología pensando que estoy de parto casi… jaja. Pero bueno espero que al menos esto se frene con el tiempo, y solamente sea que al estar ya estirada la piel haya salido mucho antes. Espero de verdad que sea así, porque como esto siga creciendo cada mes a la misma velocidad, entonces tendremos a Pati enfundada en un globo terráqueo bien pronto.

Lo dicho, no tiene ni color. Creo que es inevitable porque con el primer embarazo también estás más pendiene a todos los riesgos, las molestias etc. Con los siguientes, una tiende a estar más despistada porque está mucho más ocupada. Tanto que en alguna ocasión yo me sentí hasta un poco culpable y más cuando empezamos a vivir semanas con la incertidumbre de no saber si va todo realmente bien.

Además a todo lo anterior hay que sumarle tu situación anterior. Como has tenido ya un bebé y todo ha ido bien, está contigo feliz en este mundo, crees que todo lo demás será igual. Y hay veces que se nos olvida lo más importante; la suerte que tenemos. Nosotros en este embarazo hemos pasado un susto bien grande y nos hemos dado cuenta de ello.

misspatucos

“La vida te lleva por caminos raros, por la esquina más perdida de los mapas, por canciones que tú nunca has cantado… La vida te lleva por caminos raros”. Quique González- Avería y Redención

Cuando hacíamos 9 semanas de embarazo, fuimos a una revisión rutinaria con mi ginecólogo para confirmar que todo estaba bien. En cambio nos dieron la noticia de que el bebé podría tener unos quistes en los plexos coroideos (en una parte de la cabecita se le vieron como unas bolsitas de agua que se forman por el atrapamiento de líquido cefalorraquídeo)  o en su defecto podría ser un higroma quístico. Ninguna de las dos cosas es buena a priori, la verdad. Todo lo que se sale de la normalidad en el asunto casi siempre trae alguna consecuencia. Y la verdad, NADIE quiere escucharlo nunca. Todos DESEAMOS un bebé sanito y que se desarrolle perfectamente bien.

Se ha observado que cuando los quistes de los plexos coroideos se asocian a otras alteraciones visibles por ecografía (las cuales se aprecian mediante ecografía más tarde) se incrementa en más de 40 veces el riesgo de que el feto padezca una rara enfermedad denominada Síndrome de Edwards o Trisomía 18. Esta enfermedad resulta que el feto posee un cromosoma 18 de más, y generalmente produce la muerte del feto durante el embarazo o inmediatamente después del parto. En nuestro caso no había más indicadores, aunque una de las mediciones del pliegue nucal salió muy elevada.

Quiero aprovechar este momento para contaros a todas las que paséis por algo similar que no perdáis la esperanza nunca. Porque la naturaleza es sabia, y no siempre se desarrolla exactamente igual un proceso en todas las personas ni en todos los fetos.

A nosotros por ejemplo en la ecografía de las 12 semanas nos dieron 3 medidas distintas en el pliegue nucal (que sirve para detectar precozmente si el bebé trae alguna malformación o hay indicios de que presente una trisomía) prácticamente en el mismo día y en el mismo hospital. Dos de ellas fueron valores dentro de lo normal y uno completamente fuera del rango. Es por ello que muchas veces también se dan errores de medición, otras los valores superan los límites y en cambio luego no pasa nada. Pero es cierto que cuando se combinan dos factores fuera de la normalidad la cosa cambia porque te asustas.

Así que cuando el ginecólogo nos habló de un test que se conoce como test prenatal no invasivo” no lo dudé. Es bastante caro económicamente hablando, pero que para mí, después de lo que vivimos, no tiene precio. Porque si digo que sólo lloré un poquito, me quedo muy corta. Y eso que dentro de mí había algo que me decía que íbamos a tener una niña y que estaba perfectamente. Es más, el día que nos dio la noticia el médico de que podía ir algo mal, yo estaba convencida de que no y le dije al médico: “No me preocupa en absoluto porque algo me dice que es una niña y que está perfectamente” y así me fui a casa… Del mismo modo que entré a la consulta. Tan feliz (y tan ignorante claro). Pero al llegar a casa y contárselo a mis padres (que me preguntaron qué tal había ido) me entró mucho miedo según lo iba contando. Fue como un golpe fuerte contra la realidad. ¡Zas Zas! Porque por desgracia, ocurre. Es sólo que nunca pensamos que nos puede tocar a nosotros.

Así que podéis imaginar las semanas que hemos pasado, hasta que finalmente nos llegaron los resultados y nos confirmaron que somos unos padres tremendamente afortunados porque nuestro bebé apenas tiene una diminuta probabilidad de padecer el síndrome.

 Yo no podía vivir eternamente con una incertidumbre tan grande, existiendo hoy en día con todos los avances que hay en medicina, pruebas que no perjudiquen al bebé y que son fiables al 99,9%. En el caso de los quistes en los plexos coroideos pueden ir desapareciendo poco a poco a lo largo de las semanas cuando no están asociados a una trisomía y puede no haber ninguna consecuencia mala. Pero la espera puede ser muy dura, ya que pueden llegar a desaparecer en la semana 28 de embarazo. Yo en particular no podía seguir más tiempo con la incertidumbre y necesitaba saberlo. Además durante muchos días estaba bastante triste y tenía a un pequeñín del que cuidar y que necesitaba que estuviera como siempre al 200%.

A veces se nos olvida lo más importante. La salud. Que tengamos lo más necesario, que nos vaya bien… Nos preocupamos (inevitablemente) por cosas que no tenemos, dejando a un lado las que son verdaderamente importantes y tenemos. Pero como precisamente las tenemos y no nos ha faltado, pensamos que no nos va a faltar nunca. Créedme que no es así.

Os dejo una reflexión a partir de toda esta experiencia que hemos vivido para despedirme.

mamá misspatucosNuestras vidas pueden dar un giro de 180º en menos de un minuto y todo puede cambiarnos completamente de la noche a la mañana. No lo olvidéis nunca. No hay que vivir con miedo, pero sí hay que vivir eternamente agradecidos por las cosas buenas que tenemos. Aprovecho para decirte mamá que eres única. Patricia-Misspatucos

¡Qué tengais un buena semana! 😉

Anuncios

11 comentarios en “Cómo se vive un embarazo después de tener hijos

    1. Ya te digo… nosotros al final no lo dudamos porque no perjudica al bebé ni a lamadre y puedes ahorrarte días de espera muy duros. Para mí ha sido un alivio poder hacerla y que nos haya salido que está bien.
      Un besazo guapa y muchas gracias por tu comentaro! 😉

      Me gusta

  1. Hola guapa! Sí a veces las preocupaciones y nuestra mente nos juega malas pasadas. Ess verdad que a veces nos preocupamos en ecceso por cosas que no dependen directamente de nosotros, pero yo en tu caso también me hubiera preocupado muchoo. La prueba esa que hicisteis por lo que veo no la cubre la SS no?? Bueno me alegro que todo guera bien!! Besitos, voy leyendote!! 🙂

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola guapa!
      Gracias por tu comentario! La verdad es que difícil verse en una situación así porque se pasa mal… La prueba no la cubre la seguridad social por el momento e incluso el seguro médico privado tampoco. Sólo en muy pocos casos y en algunas pólizas lo cubren.
      Imagino que dentro de un tiempo será más accesible a todos de manera gratuita porque al fin y al cabo es una prueba que da valores muy fiables y muy importantes.
      Muchas gracias por seguirme! Un besazo 😉

      Me gusta

  2. Si es que la intuición de una madre… y ahí lo tienes, nena y perfectamente sana. Aunque no me quiero ni imaginar el susto que pasasteis.

    Ahora a disfrutar un montón de este segundo embarazo que aunque sea diferente del primero seguro que no es ni una pizca de menos mágico.

    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s