Recuperación tras el parto o cesárea

¡Hola a todos!

Hoy os quiero contar mi experiencia en la recuperación y el postparto o puerperio más bien inmediato y mediato es decir las priumeras 24 horas y lo primeros 10 días (el puerperio se le llama a los 40 días posteriores al nacimiento del bebé).

Lo primero de todo quiero contaros la gran diferencia que hay entre la recuperación de un parto y una cesárea.

No tienen nada que ver en absoluto, pero tampoco os alarméis. Yo he tenido los dos y aunque es cierto que hay diferencia para mí no fue tan traumático como te dicen y se esucha acerca de tener una cesárea.

Quizás yo haya tenido una suerte infinita pero es cierto que yo me he recuperado estupendamente en ambos casos.

Sí que considero ahora que experimenté las dos situaciones que prefiero un parto (aunque creedme que ambas cosas tienen ventajas aunque igual alguien me pone verde por decirlo).

En el primero de los casos tuve una cesárea con Jorge como ya comenté en mi primer post “No saquemos las cosas de contexto” donde podéis leer detenidamente cómo fué.

cicatriz cesareaPara ir por partes en el proceso de recuperación en una cesárea el primer día es obviamente el más duro. Las razones son que te encuentras bastante cansada y aunque tienes medicación y no se siente dolor no puedes tener gran movilidad. Pero creédme que se olvida todo por lo emocionada que estás de tener a tu bebé en brazos. Lo normal es que el primer día cueste bastante levantarse de la cama. Aunque a mí siempre me han dicho que el truco para una recuperación estupenda es levantarse lo antes posible. Y es totalmente cierto. Cuando antes puedas empezar a hacer algún esfuerzo y moverte de poco en poco mucho mejor porque la recuperación irá exponencialmente más rápida. De hecho yo tuve una recuperación bastante buena precisamente por levantarme antes de las primeras 24 horas.  El primer y el segundo día son los más difíciles, donde necesitas ayuda prácticamente para todo y los movimientos que puedes realizar son bastante limitados (agacharse no está dentro del límite por ejemplo).

En cambio en un parto esto es la gran diferencia. En mi caso a las 3 horas de haber dado a luz me levanté sola y pude andar por la habitación con soltura. A la mañana siguiente cuando apenas habían pasado 10 horas de nacer Sofía ya me había duchado y lavado el pelo tranquilamente como si fuera un día cualquiera. También he de decir que los puntos no me molestaban absolutamente nada y que tuve la suerte de tener únicamente 2. Imagino que cada situación es distinta.

Así que desde el primer momento casi de dar a luz mediante un parto vaginal te encuentras bastante bien (aunque es cierto que hay partos muy traumáticos y cansados, pero la mayoría suelen ir bien). Por no decir que en algunos casos estas perfecta y tienes fuerza para levantarte, sentarte etc… y en cambio después de una cesárea esto es bastante más limitado y en algunos casos imposible hasta pasadas 24 horas.

Por normal general en el caso de tener un parto vaginal se estar unos 2-3 días en el hospital y con una cesárea suelen ser más bien de 3 a 5. Conozco incluso casos en los que teniendo un parto han estado apenas 48 horas en el hospital. Esto con una cesárea es casi inviable la verdad.

Otra diferencia es que en el parto vaginal puedes comer y beber de manera normal lo que te da bastante fuerza. En cambio con la cesárea sigues teniendo el suero y el primer día solo puedes tomar algo de líquidos (infusiones, agua, algún caldito …).

La recuperación de mi parto bajo mi punto de vista, ha sido extraordinaria. Apenas he tenido molestias, los puntos ni los he notado posteriormente y físicamente me he encontrado perfecta casi desde el primer momento. Así que no puedo estar más agradecida ni más contenta la verdad porque creo que no puedo pedir más.

Quizás en lo que he tenido alguna dificultad en ambos casos es en la subida de la leche. Creo que además nadie te prepara lo suficientemente bien ni te explica bien todo este proceso.

Generalmente entre el tercer y el quinto día suele subir la leche por primera vez. Esta subida de leche suele ser casi siempre descontrolada y además nadie está preparada la primera vez. Bueno, incluso las sucesivas veces creo que tampoco jejeje (y eso que ya más o menos sabes lo que te espera.)

Con Jorge me pasó que tuve una subida de leche brutal y descontrolada incluso tuvieron que pincharme antibióticos para la inflamación… y está vez con Sofía, la subida de leche ha sido también brutal pero no tan descontrolada. También imagino que la experiencia es un grado y en cuanto he notado molestias he empezado con los consejos que me dieron con Jorge (sacarme algo de leche, darme duchas con agua muy caliente, tratar de sacar la leche de forma manual o poner al bebé más veces al pecho).

Como ya comenté en un post anterior sobre el tema de la “lactancia materna” es mucho más difícil y sacrificado de lo que uno puede esperar. Y la subida de la leche creo que es algo que nos pilla a todas desprevenidas. Independientemente de todo lo que se escuche acerca de la lactancia materna lo más importante es encontrar tu propio equilibrio para no sentirte culpable por nada y poder disfrutar de la maternidad.

Otro tema que siempre nos preocupa es el tema del peso después de un embarazo. Yo en mi caso lo he recuperado enseguida en ambos casos, y siempre en apenas un mes he vuelto al peso de antes de estar embarazada. Pero eso también depende de cada persona y obviamente del peso que se haya cogido en el embarazo. En ambos casos yo he cogido unos 10 kilos máximo. Aunque no quiere decir que sea lo mejor, sí que es cierto que te dicen que lo “ideal es coger uno por mes”. Pero la verdad es difícil. No os preocupéis aquellas que habéis cogido más. Yo siempre digo que si coges más los perderás igual y que todo siempre vuelve a su lugar. Si se cogen menos pues los pierdes mucho antes la verdad. Teniendo en cuenta que en un parto se llegan a perder casi 7 kilos en el momento, pues si te coges unos pocos más son los que te quedas obviamente jeje. Pero no es algo repito que deba preocupar. Todo vuelve a su lugar y si se tarda más con un poquito de ejercicio extra y una buena dieta equilibrada se quitan volando.

Este tema no debería obsesionarnos. Habrá quienes tarden muchísimo más en recuperarse y perder el peso y otras que de verdad sea cuestión de días. En mi caso no he hecho nada excepcional (es más, he comido bastante porque la lactancia a mí me lo pide siempre). Y si os sincera estoy muy vaga últimamente así que no hice nada de ejercicio. Simplemente está vez ha sido aún más rápido que la anterior y por ejemplo pude ponerme mis pantalones normales a los 15 días, pero con la recuperación de Jorge fue casi a los 4 meses.

La tripa la verdad en esta segunda ocasión me desapareció prácticamente al completo muchísimo antes. Y la verdad me acuerdo de las palabras sabias de una gran amiga que me dijo: “del segundo te quedas aún mejor ya verás”. No sé si se debe a que ha sido el segundo, o es por haber tenido un parto pero me imagino que todo tiene que ver… La verdad es que totalmente cierto “del segundo me quedé muchísimo mejor”.

5 días antes del parto y 5 días después

Un apunte importante por cierto en el caso de tener una cesárea es que si podéis, llevéis una faja los primeros días al salir del hospital. No es cuestión de disimular tripa ni nada por el estilo. Es porque sencillamente esto da una mayor seguridad a la hora de ir en coche o andar ya que verdaderamente se siente un poco la zona como “desprotegida”. No obstante hay mucha gente que prefiere no usarla. Yo creo que lo mejor es probar porque la verdad una se siente mucho más segura con ella y eres más libre de hacer movimientos. Al final la función de ésta, es recoger los tejidos para mantenerlos sin movimiento. Pero lo mejor es que probéis vosotros mismos. Yo la utilice y fue totalmente un acierto. Sobre todo los primeros días. He oído mucho acerca de que si usas Faja no dejas a tu cuerpo recuperarse libremente. La diferencia es que yo os la recomiendo para sentirse más segura no para recuperar la figura. Esto último es otro tema.

Cada cuerpo es un mundo nunca lo olvidéis la recuperación depende de muchos factores y principalmente de la constitución de cada uno y de la alimentación y los hábitos que se tuvieran antes.

Por norma general se tarda un año en que todo vuelva a la normalidad. Todo, todo. Y no es mucho tiempo ni poco. Pero si se tarda 9 meses en gestar un bebé no podemos pedirle menos a un cuerpo para volver a su origen. Es cierto que puedes recuperar tu peso antes, disminuir la barriguita, etc. Pero yo cuando digo todo me refiero también en términos de elasticidad, fortalecimiento y mil cosas más. Yo ni siquiera dejé un año de separación hasta que volví a quedarme embarazada y aunque estaba muy recuperada si es cierto que arrastro cosillas que espero poder mejorar en este segundo intento. 😉

¡Que tengáis un fin de semana estupendo! Nosotros lo vamos a celebrar por todo lo alto ya que mi señor maridito se despide de los veintitodos. ¿A que es bien guapo? :p

¡Un beso a todos!

PD: la fecha de esta publicación es el día 27 de enero pero no sé que ha ocurrido 😉 tratare de resolverlo pronto y si alguien sabe cómo cambiarlo sería genial. No sé por qué no se reconoce bien la fecha. Gracias!!

super papi misspatucos

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s