Tener hijos no es perder calidad de vida

¡Hola a todos!

Pensaba no volver a escribir sobre un tema polémico pero no he podido hacerlo. Este me pilla muy de cerca y la verdad no me gustaría que la gente se quede con las palabras de Samanta Villar acerca de la maternidad. En lo que estoy de acuerdo es que el título de su libro no puede ser más acertado “Madre hay más de una”.

Efectivamente “madre hay más de una y más de dos” y habrá madres que piensan como ella y otras que no y las habrá incluso qué pensarán como yo…

Así que he pensado en contestar de alguna manera aunque ella nunca lo leerá:

Me imagino cuán duro habrá sido tu pasaje hasta alcanzar la maternidad. No tengo dudas de que ha sido un camino durísimo, puesto que no debe ser nada fácil querer ser madre y no poder serlo. Y aunque no es comparable tu situación a la mía, yo misma lo viví en dos ocasiones y quizás por esa razón ahora estoy más agradecida aún de serlo. Por eso tampoco entiendo mucho tu postura.

Hablando con mi marido en que hay parte de razón en lo que dices sobre la realidad que es ser madre (aunque la manera en que se ha dicho no me ha parecido la más correcta) creo que quizás tú lo ansiabas con más ganas que otros puesto que no fue fácil que lo consiguieras y quizás, por esa razón, luego te decepcionó. Es la única explicación que encuentro a tus palabras, porque prefiero pensar eso a que vives en el mundo de Yupi y piensas que tener hijos es como comprarse un jersey en una tienda que no admite devoluciones: voy a la tienda, elijo el jersey y hasta me dejan probarlo. Me lo llevo a casa, lo estreno y todos me dicen que es precioso. Un día el jersey se mancha, lo lavo, no sale la mancha y entonces me aburro del jersey y quiero devolverlo pero no puedo. Así que al final te aguantas y te quedas el jersey y unos días te lo pones contenta y otros días lo dejas en el armario.

Yo respeto tus palabras pero sinceramente no estoy casi nada de acuerdo contigo. Y digo casi nada porque sólo estoy de acuerdo en que ser padres es duro y es muy difícil.

De verdad, ¿qué pensabas? ¿Pensabas que esto de ser madre es un trabajo fácil?

Yo tengo 11 años menos que tú y también tengo dos hijos. No son mellizos pero se sacan poco más de un año y aunque no es comparable porque entiendo a la perfección que tener dos de golpe y más siendo el estreno de tu maternidad es bastante más duro, puedo permitirme decirte todo esto, porque antes de tomar la decisión de ser padres era una mujer casada como tú. Y, aunque efectivamente me ha sorprendido lo difícil que es ser padres (porque nunca puedes imaginar cómo es hasta que lo eres), antes de decidirlo sabía perfectamente que dejaría de dormir infinitos días, que cambiaría mil pañales, que tendría que tener mucha paciencia, que tendría ganas de llorar a veces por las hormonas y el cansancio o por cosas importantes, haría malabares para compaginar mi trabajo y mi vida personal, que renunciaría a mil planes y a mil cosas más…

¿En serio, qué pensabais tú y tus defensores? Igual pensabais que después de 9 meses tendríais a los bebés y cada vez que llorasen les iba a salir un mensaje en formato digital en la frente para decirte lo que le pasa, lo que necesita o mejor aún, igual también pensabas que le dábamos al botón que tienen en la espalda, si ese con lucecita, para ponerlo en mute o darle al off. De verdad me alucina bastante todo.

Ser madre es duro, muy duro y más en esta sociedad donde precisamente “no nos ayudamos ni nosotros mismos” y mucho menos con mensajes como el que lanzas tú. Te voy a ir contestado a alguna de las perlas que has soltado por ahí porque me alucina alguno de tus testimonios.

1) “Tener hijos es perder calidad de vida”:

¡Claro! Aunque depende qué sea para ti la calidad de vida. Yo te voy a decir para mí lo que es. “Para mi calidad de vida es tener una familia SANA”. Gracias a Dios, tengo la INMENSA SUERTE (y ojalá me dure toda la vida) de tener una vida sana y que los míos de cerca la tengan, y más aún, mis hijos. Quizás para ti cuando dices perder calidad de vida te refieres a que has perdido la ocasión de volver a hacer la vida que llevabas antes, de malgastar el dinero en cosas materiales que quizás ahora tengas que dedicar para cosas más importantes, de dormir a pierna suelta o de llorar por cosas banales. Claro que, teniendo en cuenta que en esta vida casi todo se puede comprar (hasta la maternidad) hemos olvidado lo que no es accesible con el dinero. El amor, la salud, la paciencia, el humor, cualidades y aptitudes infinitamente más grandes que damos por hecho que siempre se tienen pero que cuando faltan el vacío es taaaan grande que es cuando nos damos cuenta y nos acordamos hasta de Dios y le rogamos o nos preguntamos si verdaderamente existe.

Y me da mucha rabia que lo digas así porque la verdad, precisamente la vida es para disfrutarla y compartirla pero la calidad de vida te la dan las personas.

2) Otro de tus testimonios: “lo mejor es ser tía porque es lo más cercano a ser madre pero se ahorra el dolor físico del agotamiento y le hundimiento moral de decir: ¡no puedo más!”

Así tan tranquila lo lanzas y lo dejas…Y mira que pienso que ser Tía es algo también maravilloso pero mis razones son distintas porque para mí es estupendo serlo precisamente por compartir con tus hermanos la tarea de enseñar y cuidar a alguien. Pero no comparto para nada el argumento de que “se ahorra el dolor físico del agotamiento y el hundimiento moral de decir: ¡no puedo más!” Es claramente Egoísta.

Además, ¿con qué valores nos estamos quedando? ¿Qué está pasando? ¿En qué momento se consiguen las cosas sin esfuerzo, sin sacrificio, sin generosidad? Permíteme decirte que bajo mi punto de vista tus razones para decir eso únicamente son el egoísmo puro y duro. Quieres lo mejor de algo pero sin dar mucho a cambio. Es decir, para lo bueno sí lo quiero, pero para lo malo o menos bueno, mejor que lo haga otro.

Sinceramente el mundo no necesita más personas egoístas, ni materialistas… El mundo necesita más gente amable, con coraje, valentía, sacrificio, determinación y sobretodo generosos. Porque ser padres eso implica. Implica dedicación exclusiva a unos hijos que serán tu responsabilidad durante toda la vida y de nadie más. Y que si me apuras, lo bonito de todo esto también, es, que cuando ellos crezcan y los padres seamos viejos, serán ellos quienes precisamente respondan con la misma dedicación.

¡Ah! Se me olvidaba decirte: “La tarea más importante y más dura es educar a los hijos”. Los cuidados del primer año aunque son duros, son bastante fáciles en cuanto a dificultad se refiere. Cambiar pañales, dar de comer a los niños, dormirles, en general cuidarles y darles amor es sencillo visto desde ese punto de vista. Así que por si nadie antes te lo ha dicho: te recomiendo armarte de paciencia y generosidad porque aunque parece que lo más duro ya ha pasado, lo más difícil está por llegar. Ánimo.

tener hijos es calidad de vida

¡Feliz día a todos!

PD: os recuerdo que tenemos un sorteo abierto para quiénes queráis apuntaros y conseguir una lámina de Voilà Creatividad preciosa para vuestros peques 😉  Si quieres participar pincha en el link : Sorteo Misspatucos

Anuncios

6 comentarios en “Tener hijos no es perder calidad de vida

  1. ¡BRAVO, BRAVO y BRAVO! No soy madre, pero suscribo al 100% cada una de tus palabras. Me quedo sin duda con tu frase “El mundo necesita más gente amable, con coraje, valentía, sacrificio, determinación y sobre todo generosos”, porque en ella se resume todo.

    Gracias por compartir tu opinión Pati, eres valentía pura! Mil besitos

    Me gusta

    1. Y esta pedazo de madre saca tiempo para plasmar en este blog su experiencia, sus opiniones, sus consejos y sus vivencias. Eres realmente un ejemplo a seguir Patu, eres ese coraje y esa valentía hecha persona. 😘

      Me gusta

  2. Fantásticas palabras!!! Yo pienso igual y quiero añadir que me harta que me llamen hipócrita sólo por defender cuanto me encanta ser mamá. Si alguien cree que ha perdido calidad de vida debe de ser porque realmente le ha abrumado más de lo que creía, o puede que no estuviese aún preparada para ello, pero no es mi caso y no soy hipócrita, yo sí sabía donde me metía, siempre deseé ser mami, sabía que ese niño lloraría, se pondría y seguirá poniéndose enfermito a lo largo de su vida, efectivamente nadie dijo que era fácil, pero eso no le quita esa “calidad de vida” que insinuan, porque mi vida jamás había estado tan completa. Si quieren dar su opinión me parece fantástico, pero me puede que hablen por mí cuando yo tampoco comparto esas palabras de Samantha. Saludos.

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias Raquel por tu comentario!! Tienes toda la razón. Es así a mi me pasa igual yo creo que nunca fui tan feliz como lo soy ahora y no sólo eso aunque mi mundo ahora sea una revolución constante, eso me encanta y personalmente he mejorado muchísimo. Ahora soy infinitamente más paciente

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s